web analytics

Mini pandoros

Siguenos y danos un me gusta
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
Instagram

Antes de ir a por la receta y en primer lugar: FELIZ AÑO NUEVO!!! A ver si éste es un poquito mejor que el anterior, que por poquito que sea, ya será mejor (al menos en mi caso).

Y síiiii, me he cambiado las baldosas de la cocina!!! Ya era hora, verdad?, llevaba dos años con la misma plantilla y ya me cansaba. Además, la veía muy oscura, claro que ahora la moda son de fondo blanco. Y más de una de vosotras me decíais que os perdíais al entrar en mi blog, así que… espero que os guste el nuevo.

En tercer lugar compartir con vosotros mi pequeña incursión en la televisión. El día 14 de diciembre impartí un curso de whoopie pies en la Gastroteca y vinieron las cámaras de ZTV a interesarse por ese original curso de cocina. Es un breve minuto, pero me apetece compartirlo con vosotros.

Ojo, lo que tienen los periodistas es que cortan y pegan donde quieren y cuando estoy hablando de que se regalan para bodas, bautizos…. estaba hablando de las galletas decoradas, pero a ellos por lo visto les venía bien cortar por lo sano y claro, así ha quedado!!! Pero bueno, yo contenta, jejeje

 

Y ahora sí, atacamos la receta. Desde que comencé a bucear por el mundo de los blogs gastronómicos me enamoré de los pandoros de Cova, de hecho el año pasado lo intenté dos veces, pero las dos fueron a la basura y es que no tener el molde adecuado hace mucho. Yo pensé, ale forro un molde desmontable bien alto (estilo panettone) y ya está, pero noooooooooo, que al ser una receta con mucha mantequilla escurrió y no os podeis imaginar cómo puse el horno. A la segunda intentona (con bandeja debajo en lugar de la rejilla), resulta que el papel de hornear con el que lo forré, no cerraba por un milímetro y por allí que se salió toda la masa, así que segunda intentona a la basura y se me fueron las ganas de una tercera vez.

Yo sabía que este año lo iba a volver a intentar, pero además, cuando desde Silikomart me ofrecieron el molde no lo dudé y lo señalé rápidamente, tenía que ser mío como fuera.

Debo decir que Cova tiene varias recetas de pandoro, una por año (aunque éste nos ha traicionado con el panettone) y ella misma fue la que me recomendó la versión Pandoro’10. Francamente, puede parecer muy laborioso, pero no os podeis imaginar lo divino, delicioso, esponjoso y sabroso que está.

Como yo utilicé unos moldes mini las cantidades que os pongo son para 12. El molde es de 6 así que me guardé la mitad de la masa bien cerrada con papel film en la nevera y al día siguiente (día y medio en realidad) la horneé, estaba igual de rica o más que la primera tanda. Los 12 mini pandoros volaron!!!

No es que os lo recomiende es que os digo: no podeis dejar de hacerlo 😉

Ingredientes:

esponja:

– 15 gr de levadura fresca

– 60 gr de agua a temperatura ambiente

– 50 gr de harina de fuerza

– 1 cda de azúcar

– 1 yema de huevo

 

1ª masa:

– 2 cdas de agua a temperatura ambiente

– 25 gr de azúcar

– 1 huevo

– 200 gr de harina de fuerza

– 3 gr de levadura fresca

– 30 gr de mantequilla a temperatura ambiente

 

2ª masa:

– 100 gr de azúcar

– 2 huevos

– 1 cda de aroma de vainilla

– 1 cta de sal

– 250 gr de harina de fuerza (en la receta original 200)

– 140 gr de mantequilla a temperatura ambiente

Preparación:

esponja:

Disolvemos la levadura en el agua y añadimos el azúcar y la yema. A continuación añadimos la harina.

Dejamos reposar durante 1 hora.

 

1ª masa:

A la esponja añadimos la levadura disuelta en agua. A continuación el azúcar y los huevos. Luego la harina y por último la mantequilla.

Dejamos doblar el volumen, aproximadamente unos 45-50 minutos.

 

2ª masa:

A la primera masa le añadimos el azúcar, la sal, la vainilla y la harina.

Amasamos hasta obtener una masa elástica y manejable. Dejamos reposar durante 90 minutos.

Refrigeramos nuestra masa levada durante 40 minutos.

Mientras tanto preparamos la mantequilla. La necesitamos a temperatura ambiente porque la vamos a estirar entre dos láminas de papel film, y la refrigeraremos de nuevo.

Cuando ya hayamos tenido durnte 40 minutos la masa en la nevera la estiramos sobre la superficie de trabajo debidamente enharinada. Formamos un cuadrado y ponemos dentro la mantequilla. Cerramos las esquina, estiramos con el rodilllo y hacemos los pliegues como si fuera hojaldre, es decir, el lado izquierdo al centro y el lado derecho al centro, como formando un tríptico.

Cubrimos con papel film y lo ponemos dentro de una bolsa. Refrigeramos 20 minutos.

Repetimos esta operación 2 veces más.

Sacamos la masa de la nevera y dividimos por la mitad, una mitad la volveremos a refrigerar y con la otra trabajaremos. Dividimos la masa con la que vamos a trabajar en seis porciones iguales, formamos una bola y dejamos que leve en el molde hasta que sobresalga del mismo (a mi unas 3 horas).

Si hacemos una sola pieza no refrigeramos nada de la masa, formamos con toda una bola y colocamos sobre el molde dejando que leve hasta que sobresalga del molde.

Si son piezas pequeñas horneamos a 180º durante 10 minutos y a continuación horneamos a 160º durante 15 minutos.

Si es una pieza grande horneamos a 180º durante 15 minutos y a continuación horneamos a 160º durante 30 minutos.

Dejamos templar, desmoldamos y espolvoreamos con azúcar glass.

 

A disfrutar!!!!

Imprimir aquí receta de Mini pandoros

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?