Vetebrod

Hace más de un año que tenía puesto el post it en el libro de Linda Collister “Pan, de la chapata al pan de centeno”. Un libro maravilloso con panes de todo el mundo.

Y a pesar de tener el libro lleno de post it con decenas de recetas por hacer, aún no había hecho ninguna. Pero si algo tenía claro es que la primera que iba a hacer era esta receta. Fue ver la forma de este pan y entrarme por los ojos, no os parece???

 

 

Este pan dulce lo preparé la víspera tras el primer levado. A la mañana siguiente fue cuestión de ponerlo a temperatura ambiente durante una hora y hornear. Me resultó muy cómodo, la verdad es que es una técnica que últimamente hago mucho.

 

Y cuál fue la motivación final que me ha llevado a hacer este pan dulce??? El concurso de El Pastelito Valiente.  Hacer un dulce típico de algún país, es que ni me lo pensé, saqué inmediatamente el libro y abrí directamente la hoja, y alé a hornear y amasar.

 

Este pan dulce es típico de Suecia que se toma con el café. Por lo visto allí es habitual aromatizar los dulces con cardamomo (que por otra parte resulta una especia costosa) y canela.

 

Ingredientes:

masa:

– 50 gr de mantequilla

– 150 ml de leche caliente

– 15 gr de levadura fresca

– 300 gr de harina de fuerza

– 1/2 cucharadita de sal

– 50 gr de azúcar moreno (en mi caso Dark brown sugar)

– 10 gr de cápsulas de cardamomo

relleno:

– 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente

– 50 gr de azúcar moreno (yo Dark brown sugar)

– 1 cucharadita de canela molida

 

Preparación:

Derretimos la mantequilla y mezclamos junto con la leche, a continuación desmigamos la levadura.

En un bol grande mezclar la harina, la sal y el azúcar.

Sacar las semillas del cardamomo y machacar con el mortero. Añadir a la mezcla de harina. Hacer un volcán y añadir los ingredientes líquidos. Amasar durante 10 minutos hasta que la masa este homogénea. Tapar con un paño y dejar levar durante 1 hora o hasta que haya doblado su volumen.

Mientras tanto preparamos el relleno, para ello batimos la mantequilla junto con la canela y el azúcar hasta obtener una pasta uniforme. Reservamos.

Enharinar la superficie de trabajo, desgasificar la masa y estirar con un rodillo hasta formar un rectángulo de 30 cm de lado. Distribuimos la pasta del relleno y cerramos la masa como si fuera un brazo de gitano. Pasamos a una bandeja de hornear cubierta con papel.

Con la ayuda de unas tijeras hacemos cortes muy profundos (casi hasta el final), con un centímetro de separación entre ellos. Llevamos el primer trozo hacía la izquierda, el siguiente a la derecha y así sucesivamente hasta que se termine la masa.

Opción A: tapamos con un trapo y dejamos levar durante 1 hora o hasta que haya doblado su volumen.

Opción B: tapamos con papel film aceitado y dejamos toda la noche a la nevera. Sacamos 1 hora antes de hornear.

Espolvoreamos con azúcar glass y horneamos a 200º (yo con aire) durante 20 minutos.

Al sacar del horno volvemos a espolvorear con azúcar glass.

A disfrutar!!!

Imprimir aquí receta de Vetebrod

13 pensamientos en “Vetebrod

  1. Helena / Rico sin Azúcar

    Y qué decirte de este pan: un “ooooooh” y grandes aplausos de fondo 😀
    Los panes centroeuropeos me parecen una maravilla, hay una cultura impresionante de jugar con ingredientes y tipos de harinas.
    Este dulce me lo llevo sin duda (menudo peligro, con lo restringido que tengo el pan! X-)

    Besotes y a ver si vengo más a menudo, que me pierdo muchas recetas!

  2. cocidodesopa

    Por lo que veo, la técnica de estirar la masa y de rellenarla con mantequilla, canela y azúcar, es muy típica de los países nórdicos, pues así se hacen los bollos de canela, que aunque americanizados, de por allá arriba de Europa vienen, o los korvapuustit, que son los bollitos finlandeses que hice yo hace unos meses. ¡Ah! Y no nos olvidemos del cardamomo, no.

    A Linda Collister la “conocí” por Salomé, que publicó un pan de ella y que me cautivó en cuanto lo vi. Pero no hablemos de libros, que nos perdemos. Todos los que tenemos nos parecen pocos, ¿a que sí?

    ¡Suerte en el concurso!

    Un beso!

  3. evam

    Qué curioso , Paula ! Tengo ese libro en casa desde hace unos días,es un libro fantástico y al hojearlo ha sido una de las recetas que más nos ha gustado a mi hijo pequeño , que es mi ayudante de cocina, y a mi. Viendo como te ha quedado dan gas de llevarse un trozo . Creo que este finde me voy a atrever a hacerlo y ya te contaré. Un besito .

  4. Caty

    aaarrrgg!! a estas horas me muerooo por un poquito, el nombre se las trae pero las fotos resalta tan bien esta delicia que da igual el nombre, que pena no poder meterle mano. Un besito

  5. Helena

    Paula, que maravilla de propeusta nos has hecho, me encanta la forma (no me extraña que no dudaras a la hora de presentarlo al concurso), y el sabor debe ser una delicia (yo tengo debilidad por la canela). muchas gracias por participar y más con esta fantástica propeusta. Bs

  6. Palmira

    El aspecto de este pan es fabuloso y con sus aromas a canela y cardamomo la casa tiene que oler divinamente. Hay que ver que formas se le pueden dar al pan con unas tijeras!
    Mucha suerte en el concurso,
    Besos,
    Palmira

  7. Virginia

    Paula desde aquí en casa si puedo entrar en tu blog¡¡¡¡ Así que de buena mañana me topo con este pedazo de dulce que es un pecado. Ya me llevaba yo un pedacito a estas hoara para el desayuno, porque te ha quedado de lujo, vamos que ni de pastelería.

    Suerte en el concurso.

    Bss

    Virginia “sweet and sour”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *