Drip cake de chocolate, crema de queso y fresas. La tarta más molona tras cerditos en el barro

 Efectivamente, de los creadores de la tarta cerditos en el barro, de esa misma cocina, ha salido esta bonitez de tarta: Drip cake de chocolate, crema de queso y fresas.

Era la tarta que mi hija quería para su cumpleaños, la verdad es que se está volviendo un poquito exigente la señorita. Siempre me pone como condición que la tarta lleve nata y fresas, pues ningún problema, mirad la tarta tan rica que le hice hace unos años!

Pero lo que tiene alcagüetear por Instagram es que te rodeas de bonitez absoluta y tu hija lo ve y como confía tanto en su madre, pues pide una tarta igual.

Y claro, una no se puede resistir, porque además ves los videos y parece super fácil. Y hombre…difícil no es, pero pelín laborioso sí, no hay que engañarnos. Si planificais bien el trabajo no os costará. Yo horneé por la mañana los bizcochos, por la tarde hice el montaje de los pisos y la cubrí con la capa recogemigas del buttercream, finalmente puse las capas de colores. Al día siguiente, con la buttercream bien fría hice la decoración final con chocolate y todo tipo de galletas que encontré en el super.

No os asusteis, os he preparado un paso a paso, así que…vamos al tajo!

RECETA DE DRIP CAKE DE CHOCOLATE, CREMA DE QUESO Y FRESAS

Ingredientes:

bizcochos (para 4 moldes de 18 cm de diámetro):

230 gr de harina

114 gr de cacao

1 1/2 cucharadita de bicarbonato

3 cucharaditas de levadura

290 gr de mantequilla con sal a temperatura ambiente (si la usas sin sal añade una pizca de sal a la masa)

180 gr de azúcar moreno

224 gr de azúcar blanco

6 huevos L

120 gr de chocolate negro

280 gr de buttermilk*

280 gr de agua hirviendo

* 250 ml de leche con 30 ml de zumo de limón y reposada 15 minutos.

relleno:

350 ml de nata 35% M.G.

300 gr de queso de untar

150 gr de azúcar glass

500 gr de fresas limpias

buttercream:

400 gr de mantequilla

400 gr de azúcar glass

2 cucharaditas de aroma de vainilla

colorantes alimentarios

decoración:

200 gr de chocolate postres

galletas, sprinkles, lacasitos….

Preparación:

bizcocho:

Precalentamos el horno a 200º.

Derretimos el chocolate y dejamos templar.

Tamizamos la harina junto con el cacao, el bicarbonato y la levadura.

Batimos la mantequilla junto con los dos tipos de azúcar. Añadimos los huevos uno a uno, hasta que no se ha incorporado el primero no añadir el siguiente. A continuación, el chocolate derretido.

Añadimos 1/3 de los ingredientes sólidos, batimos.

Añadimos la mitad del buttermilk, batimos.

El segundo tercio de los ingredientes sólidos, batimos.

El resto del buttermilk, batimos.

El último tercio de los ingredientes sólidos, batimos.

En último lugar añadiremos el agua hirviendo.

Dividimos la masa en cuatro molde debidamente engrasados (sale medio kilo de masa para cada molde).

Horneamos a 175º (yo con aire) durante 40-45 minutos. Dejamos enfriar completamente.

crema de queso:

Montamos la nata y reservamos.

Batimos el queso de untar junto con el azúcar. Añadimos la nata con movimientos envolventes.

Buttercream:

Batimos la mantequilla durante 5 minutos hasta que blanquee. Añadimos el azúcar glass tamizado y batimos otros 5 minutos. Finalmente, añadimos el aroma de vainilla y batimos otros  2-3 minutos.

Dividimos la buttercream en 4 partes: la mitad para teñir de azul y la otra mitad la dividimos en tres partes, una la dejamos blanca y las otras dos las teñiremos de colores, en este caso: amarillo y rosa.

Montaje:

Igualamos los bizcochos con ayuda de una lira y colocamos una capa de la crema de queso de relleno, encima, fresas troceadas. Repetimos la operación hasta terminar con el último bizcocho, que pondremos boca abajo.

Cubrimos con buttercream blanca, la llamada capa recogemigas y refrigeramos durante 1 hora.

Pasada esa hora cubrimos con la capa azul, igualamos y refrigeramos durante al menos media hora.

Para finalizar añadimos pegotes de las buttercream amarilla y rosa e igualamos para hacer las aguas. Refrigeramos otra media hora como mínimo.

Para finalizar derretimos el chocolate y ponemos en una manga pastelera. Cuando no esté muy caliente en el borde de arriba de la tarta vamos haciendo las lagrimas que caerán por los laterales, para a continuación cubrir la superficie de arriba.

Tenemos preparadas las galletas que decorarán la tarta para colocarlas rápidamente antes de que se enfríe el chocolate. Aquí…la imaginación al poder!

Y como nuestra tarta lleva crema de queso, debemos conservarla en la nevera hasta su consumo, así que haced hueco!!!

A disfrutar!!!

Imprimir receta aquí

Guardar

Un pensamiento en “Drip cake de chocolate, crema de queso y fresas. La tarta más molona tras cerditos en el barro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *