Patata-huevo-trufa

Hoy os traigo un plato sencillo, verdad? (sencillo, pero para chuparse los dedos). Pues que yo hoy traiga este plato al blog tiene historia. Y de las malas, de lo mal que pueden preparar la comida algunas veces en algún restaurante y de lo mucho que pueden estropear un plato que, a priori, no tiene ninguna complicación, os cuento…

Como en la mayoría de los trabajos, pocos días antes de Navidad los compañeros nos juntamos para ir a comer juntos en la comida navideña. La verdad es que fue difícil elegir los platos. Ya que a veces se nos va un poquito la pinza y de cuatro platos, tres llevaban ingredientes poco convencionales. Ojo, poco convencionales, para ser un menú del día.

La cuestión es que había un plato que todo el mundo conocía y que pidió uno de cada diez: patata-huevo-trufa. En principio no podía fallar, verdad? Pues sí, falló y estrepitosamente.

La patata era puré de patata de sobre y sí, se nota muchisimo cuando el puré de patata es de sobre. El huevo, se les había pasado y era huevo duro. La trufa, bueno…estaba ahí, poca (como es lógico), pero de cuerpo presente.

Qué era inevitable? Que comiera este sencillo, pero delicioso plato como está escrito. Así que…aquí tenemos un plato de patata-huevo-trufa hecho en 15 minutos y con los mejores resultados!

El mes de febrero lo hemos dedicado en Made in Aragón a la trufa aragonesa. En mi caso, trufa negra de Teruel de primera calidad, os lo puedo asegurar.

Como siempre os invito a visitar las cocinas de Mª Pilar, Marisa y Susana para averiguar qué nos han preparado ellas con trufa.

RECETA DE PATATA-HUEVO-TRUFA

Ingredientes para 2 personas (como plato único)

1 kilo de patatas

4 huevos de gallinas felices (tamaño M aproximadamente)

unas láminas de trufa fresca (tuber melanosporum)

3 dientes de ajo

sal y AOVE (aceite de oliva virgen extra)

Preparación:

Pelamos, lavamos y secamos las patatas. Partimos en bastoncillos.

En una sartén calentamos un par de cucharadas de AOVE y añadimos las patatas, les damos un punto de sal y rociamos con un par de cucharadas más de AOVE. Añadimos los dientes de ajo machacados y cocinamos a fuego medio-fuerte. Pueden quedarnos ligeramente doradas, pero en cuestión de 15 minutos las tendremos hechas, queremos que queden blanditas.

Mientras se hacen las patatas, prepararemos los huevos poché.

Cortamos un cuadrado de papel film y pintamos ligeramente con aceite. Lo colocamos dentro de una tacita. Abrimos el huevo y colocamos dentro del papel film de la tacita. Cerramos con ayuda de cuerda de cocina.

Ponemos un cazo lleno de agua a calentar hasta casi el punto de ebullición, echamos los atillos de huevo y cocinamos 4 minutos evitando que hierva el agua. Retiramos del fuego, dejamos 1 minuto más y sacamos a un bol lleno de agua fría con hielo.

Una vez listas las patatas y los huevos poché, repartimos las patatas en los platos, encima los huevos y laminamos trufa fresca por encima.

A disfrutar!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.