Horchata casera. Sin azúcar ni edulcorantes

Qué ganas tenía de preparar mi propia horchata casera, pero había varios factores que me lo impedían, el principal de ellos, no sabía dónde vendían en Zaragoza chufas a granel, pero unas chufas de calidad. Hasta que por fin pude ir a una tienda a granel: 3 onzas y media. Casi me llevo media tienda. Si sois de Zaragoza, no dejéis de ir!

Después, estuve navegando por la red para ver cómo se hacía la horchata casera. Bueno, es fácil y todas las recetas coinciden. Pero si alguien me convenció fue Mirian, autora del blog El invitado de invierno. Ella nos propone reducir un poquito la cantidad de agua para intensificar el sabor y además, nos invita a probar la horchata sin azúcar. Y…fantásticas recomendaciones!

De hecho, las he aplicado y cuando más abajo os cuento la receta, la cantidad de agua es menor del resto de recetas y no añado nada de azúcar ni edulcorantes, pero es que… no lo necesita la receta. Está riquísima!

Miriam también nos invita a aprovechar los restos de chufa. Y yo lo he hecho, pero esa…será otra receta. Eso sí, no se os ocurra meter las gasas en la lavadora como hice yo, que luego salió la ropa…mejor hacerlo a mano, jajaja

Sin duda esta receta ha sido mucho más fácil de hacer con la ayuda de mi MyCook Touch. Ya sabéis que si queréis conseguirla con un gran descuento sólo tenéis que poner el código: CONLASZARPAS cuando hagáis vuestra compra. Y ahora… a por la receta!

CÓMO HACER HORCHATA CASERA EN CASA

Ingredientes:

250 gr de chufas

800 ml de agua

Preparación:

La víspera ponemos las chufas en remojo en abundante agua. Las tendremos durante 24 horas y haremos -por lo menos- tres cambios de agua. Mientras están a remojo, las guardamos en la nevera.

Al día siguientes, escurrimos las chufas y colocamos en el vaso de nuestro robot, en nuestro caso, MyCook Touch. Añadimos la mitad del agua y trituramos durante 30 segundos comenzando en la velocidad 5 y terminando en la 8.

A continuación, añadimos el resto del agua y trituramos durante 30 segundos, comenzando en la velocidad 7 y terminando en la velocidad 10.

Sobre un bol muy hondo colocamos un escurridor y sobre éste un par de gasas. Vertemos la mezcla de la horchata para filtrar sólo el líquido. Hacemos un atillo y sacamos el máximo de líquido que nos sea posible.

Refrigeramos y…

A disfrutar!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.