Receta de Solomillo Wellington

Hoy os traemos una pedazo receta que no puede faltar en nuestro recetario y que tiene el éxito asegurado: Solomillo Wellington. He de reconocer que es uno de mis platos preferidos.

Además, tiene una ventaja que me gusta. Puedo dejar todo preparado para hornearlo media hora antes de que vayamos a comer o cenar. Bien organizado el trabajo puede darnos un resultado muy satisfactorio!

RECETA DE SOLOMILLO WELLINGTON

Ingredientes para 4 personas:

1 solomillo de ternera de unos 800 gr aproximadamente

1 lámina de hojaldre rectangular

300 gr de champiñones

1 cebolla mediana

50 gr de foie

50 ml de vino blanco

100 gr de jamón serrano

2 cucharadas de mostaza

1 huevo para pintar el hojaldre

Preparación:

Si no lo ha hecho nuestro carnicero, retiraremos al solomillo la posible grasa que tuviera en la superficie. Salpimentamos la pieza y pasamos por una sartén sellándola por todos los lados. Reservamos.

Picamos los champiñones limpios junto con la cebolleta pelada en una picadora. Sofreímos en la misma sartén en la que hemos sellado el solomillo. Cuando se hayan pochado las verduras, añadimos el vino blanco y cocinamos hasta que se haya evaporado todo el líquido. Retiramos del fuego y añadimos el foie, mezclamos bien hasta conseguir una pasta homogénea. Dejamos enfriar.

Extendemos papel film y realizamos una cama con el jamón serrano, encima colocamos nuestra farsa de verduras y foie y sobre ésta el solomillo (previamente secamos el exceso de jugos que pueda tener con papel de cocina). Envolvemos en papel film formando un rulo y refrigeramos durante al menos 1 hora.

Precalentamos el horno a 180º.

Extendemos la lámina de hojaldre y cortamos unos 5 cm de lado, lo reservamos para decorar.

Colocamos en el centro nuestro rulo al que habremos retirado el papel film, pintamos los bordes con huevo batido y cerramos.

Colocamos en una bandeja de horno sobre papel de hornear, dándole la vuelta, de tal manera que el cierre quede boca abajo y la parte bonita a la vista. Pintamos con huevo batido y decoramos a nuestro gusto con los restos de hojaldre que hemos reservado. Volvemos a pintar con huevo batido.

Horneamos a 180 durante 20 minutos y después a 200º durante 10 minutos o hasta que tenga un bonito color dorado.

A disfrutar!!!

Imprimir receta aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.