Tortillitas de camarones

Tortillitas de camarones

Cuántos años perdidos sin comer tortillitas de camarones. Y es que no hay nada peor que probar una mala receta para no querer saber nada de un plato. Hasta que…alguien te demuestra que quizá estabas equivocada!

Tortillitas de camarones

Tanto leía por las redes lo bien que estaba el nuevo programa (ahora ya no tan nuevo) de Dani García: Hacer de comer, que me lo puse a grabar, porque yo a esas horas…el directo…el del trabajo, jajaja

Y cuando tocó hacer tortillitas de camarones tomé buena nota. Y es que esta chica del norte, la única vez que las ha comida en el sur…como que no estaban nada bien. Una masa gomosa, que sólo sabía a harina. Y…pues oye, que se me habían quitado las ganas de probar más esa pasteta. Hasta que ví cómo las preparaba Dani García y me dí cuenta que lo que yo había probado…era para haber cogido al/la cocinero/a y darle una buena patada en el trasero, jajaja

Así que ahí que me remangué y las preparé y…disfrutamos de unas maravillosas tortillitas de camarones. A partir de ahora, las probaré allí donde estén en la carta, pudiendo valorar con ciencia y sapiencia si están bien o mal hecha. He dicho!

Tortillitas de camarones

RECETA DE TORTILLITAS DE CAMARONES

Ingredientes para unas 12 tortillitas de 16 cm de diámetro:

300 gr de camarones

120 gr de harina de trigo

120 gr de harina de garbanzos

1 cebolla

perejil

400 gr de agua fría

sal y aceite de girasol

Preparación:

Con unas horas de antelación colocamos el agua en un bol con hielo y refrigeramos.

Retiramos unos poquitos camarones y colocamos en un plato pequeño. Cocinamos en el microondas durante 2 minutos a máxima potencia. Trituramos con ayuda de un molinilllo y reservamos.

A la hora de preparar las tortillitas, mezclamos los dos tipos de harina con una pizca de sal y el perejil.

A continuación, añadimos una cebolla picada lo más fino posible. En este caso, lo ideal es hacerlo con una picadora. La añadimos a la mezcla de harinas e incorporamos los camarones.

Vertemos el agua poco a poco hasta que obtengamos la consistencia deseada.

En mi caso comencé con 300 y acabé añadiendo un total de 400 ml de agua.

Calentamos aceite de girasol una sartén pequeña o cazo. Vertemos un par de cucharadas de la mezcla y con la ayuda de dos tenedores, removemos para que la mezcla se extienda por toda la superficie. Cuando comience a dorarse, damos la vuelta.

Escurrimos ligeramente sobre papel de cocina y espolvoreamos polvo de camarón.

A disfrutar!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.