Trenza de ángel

Trenza de ángel {by Paula, Con las Zarpas en la Masa}

Segundo dulce dedicado a la repostería de conventos, una repostería que me parece a mi que me va a poner las cosas difíciles. Y es que las indicaciones de este libro no son todo lo precisas que a mi me gustaría. Así que tengo que echar mano de mi intuición y rectificar. Esta vez hemos salido bien del trance.

Trenza de ángel {by Paula, Con las Zarpas en la Masa}

Y es que para abril Marisa y yo nos propusimos realizar unos bocaditos de angel. Solo que al manejar la masa (tipo mazapan), más que bocaditos a mi me salían panecillos de hamburguesa, así que decidí estirar la masa todo lo que pude, hacer un rectángulo y formar una trenza rellena de cabello de ángel (de ahí su nombre, claro está).

Estaba delicioso, si te gusta el cabello de ángel te encantará. Yo llevé esta trenza el mismo día de su elaboración al cumple de mi sobrina y no quedaron ni las migas.

Trenza de ángel {by Paula, Con las Zarpas en la Masa}

TRENZA DE ANGEL

Ingredientes:

– 250 gr de almendra molida

– 250 gr de azúcar glass

– 4 yemas de huevo (3 según la receta original)

– 1/2 lata de cabello de ángel

– 1 huevo para pintar

Preparación:
En un bol mezclamos la harina y el azúcar glass bien tamizados. Añadimos las yemas de huevo y mezclamos hasta obtener una masa tipo mazapan.

Estiramos sobre la superficie de trabajo y formamos un rectángulo. Con la parte exterior de un cuchillo dividimos y marcamos ligeramente la masa en 3 partes iguales. Las dos exteriores las cortamos en horizontal para formar más tarde la trenza.

Rellenamos generosamente la parte central con cabello de ángel y vamos cubriendo con las tiras laterales. Pintamos ligeramente con huevo batido.

Horneamos a 180º (yo con aire) durante 20 minutos aproximadamente.

A disfrutar!!!

Imprimir aquí receta de Trenza de ángel

7 pensamientos en “Trenza de ángel

  1. Carmen rezetasdecarmen

    La verdad es que los dulces de convento son una maravilla aunque es cierto que a veces hay que echar imaginación, que nos acostumbramos a los blog de cocina y no es igual, jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *