Receta de tarta de queso y frutos del bosque, a capas y sin horno

 

Amor a primera vista es lo que a veces se tiene con algunas tartas de queso, eso me ocurrió a mi con la tarta de queso y moras sin horno de Yolanda, autora del blog Cocido de sopa. Sabía que antes o después la haría y este pasado mes de febrero por fin fue el día. Qué mejor que celebrar 70 años que con esta alegre y colorida tarta de queso y frutos rojos a capas y sin horno!

 

 

No os asuste ver que la explicación es un poquito larga. Es una de esas recetas que cuesta más leer que hacer. La verdad es que lleva muy, muy poco trabajo. Si tenemos todos los ingredientes preparados la haremos en un pis pas, sólo necesitamos respetar los tiempos de frigo para que no se mezclen las tres capas y se vean tan bonitas como en la foto.

 

 

Nosotros hicimos una tarta mini, mini, mini para poder soplar las velas y 9 vasitos. Calculo que serían unos 12 vasitos o si quereis hacer tarta, una tarta en un molde de 20 cm., eso… a vuestro gusto!

 

 

Y sin más dilación…vamos a por la receta!

 

 

RECETA DE TARTA DE QUESO Y FRUTOS DEL BOSQUE A CAPAS Y SIN HORNO

Ingredientes para 12 vasitos:

base:

150 gr de galletas tipo Digestive

50 gr de mantequilla

almíbar:

300 gr de frutos del bosque congelados

1 cucharadita de zumo de limón

2 cucharadas de azúcar o 1 de tagatosa

100 gr de agua

relleno:

600 gr de queso crema

250 gr de yogur griego

125 gr de azúcar o 60 gr de tagatosa

7 cucharadas de leche

9 hojas de gelatina

 

 

Preparación:

Base:

Trituramos las galletas y las mezclamos junto con la mantequilla derretida, mezclamos hasta obtener una masa similar a la de la arena húmeda. Rellenamos cada vasito con 2 cucharaditas de la mezcla de galletas. Reservamos.

Almíbar:

En un cazo calentamos los frutos del bosque junto con el zumo de limón y el azúcar durante 10 minutos, chafando ligeramente los frutos rojos para sacarles el jugo. Dejamos templar y colamos en un colador el almíbar. Reservamos todo: frutos y almíbar.

relleno:

Batimos el queso de untar junto con el yogur griego y el azúcar (o tagatosa), cuando tengamos una mezcla homogénea dividimos en 3 partes iguales. A mi me pesó 900 gr, así que dividí en tres partes iguales de 300 gr.

 

primera capa:

Ponemos a hidratar en agua 3 hojas de gelatina. Mientras se hidrata, calentamos la mitad del almíbar. Añadimos las hojas de gelatina hidratadas y escurridas del agua y mezclamos. Lo añadimos a un tercio de la mezcla de queso crema y mezclamos. A continuación, añadimos los frutos del bosque, mezclamos.

Repartimos entre los vasitos hasta que ocupe 1/3 parte. Refrigeramos durante 45 minutos.

segunda capa:

Hidratamos 3 hojas de gelatina. Calentamos la otra mitad del almíbar de frutos rojos y diluimos la gelatina hidratada y escurrida. Añadimos la mezcla de almíbar a otro tercio de la mezcla de queso. Repartimos entre los vasitos, vertemos sobre el dorso de una cuchara antes de caer en la primera capa para evitar que se mezclen ambas capas. Rrefrigeramos durante 45 minutos.

tercera capa:

Hidratamos las 3 hojas de gelatina restantes. Calentamos la leche y diluimos la gelatina hidratada y escurrida. Añadimos al último tercio de la mezcla de queso. Repartimos entre los vasitos, vertemos sobre el dorso de una cuchara antes de caer en la primera capa para evitar que se mezclen ambas capas. Rrefrigeramos durante 45 minutos.

A la hora de servir, decorar con frutos del bosque y menta fresca.

A disfrutar!!!

Imprimir receta aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *