Trisotto: falso risotto de trigo con calabaza y gambitas

Trisotto: o falso risotto de trigo con calabaza y gambitas

¿Sabéis que es el trisotto? Pues es un risotto hecho con trigo en lugar de arroz. Y si queréis que os diga la verdad, está muy, muy bueno.

Descubrí esta receta en un establecimiento de comida preparada que hay en Zaragoza, cerca de mi trabajo Menta y Albahaca. Me encanta porque no es el típico establecimiento de comida preparada con macarrones con chorizo y judías verdes o paella, qué va!

En Menta y Albahaca podéis encontrar calamares thai, lasaña de calabacín, albóndigas veganas, su receta de yakisoba que es espectacular o un falso risotto de trigo con calabaza, que es lo último que he probado.

Trisotto: falso risotto de trigo con calabaza y gambitas

Y tanto me ha gustado que me he animado a prepararlo en casa y escribir este post deprisa y corriendo. Primero, porque si eres de Zaragoza te animo a que pases o pidas comida para llevar, que hay que apoyar al comercio local en estos tiempos que corren. Y segundo, para que si no lo eres, puedas disfrutar de este platazo allá donde vivas!

Trisotto: falso risotto de trigo con calabaza y gambitas

RECETA DE TRISOTTO O RISOTTO DE TRIGO CON CALABAZA Y GAMBITAS

Ingredientes para 3 personas

  • 200 gr de trigo
  • 50 g de mantequilla
  • 1 cebolla
  • 250 g de calabaza ya pelada
  • 100 g de vino blanco
  • 500 ml de caldo de verduras
  • 250 g de gambitas peladas
  • 75 g de queso parmesano rallado
  • sal

Como preparar trisotto o falso risotto de trigo paso a paso

En primer lugar, ponemos a calentar el caldo de verduras en un cazo.

Pelamos la cebolla y troceamos en brunoise, es decir, en cuadraditos muy pequeños. La calabaza que estará ya sin piel, la troceamos al mismo tamaño que la cebolla.

En una cazuela alta calentamos la mitad de la mantequilla (25 g), cuando se haya fundido, añadimos la verduras, damos un punto de sal y pochamos a fuego medio-alto hasta que estén al dente.

A continuación, añadimos el trigo y el vino blanco y cocinamos durante 5 minutos.

Vamos añadiendo el caldo de verduras poco a poco y removemos continuamente nuestro trisotto, que estará cocinado en 10 minutos. Cuando falten un par de minutos, añadimos las gambitas peladas y damos otro punto de sal.

Cuando esté listo, retiramos del fuego y añadimos el resto de la mantequilla a dados y el queso parmesano. A este paso se le llama enmantecar y conseguiremos esa textura cremosa de los risottos.

Servir acompañado de más queso parmesano rallado, para añadir al gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.